viernes, 13 de septiembre de 2013

26 de julio (en la plaza a 2 cuadras de casa, 2 de la madrugada... y dale con el 2):  La Luna está amarilla y creciendo, no parece la de siempre es distinta a tantas otras Lunas que ha visto la Tierra. Siempre creí que cuando la Luna cambia es porque la Mengana está en una transformación personal, espiritual profunda. Creo haber dicho que las Menganas tienen una relación muy especial con la Luna, como si la Luna hubiera sido una vieja Mengana que un día en su infinito amor se convirtió en un astro para cuidarnos desde el Universo. La Tierra somos los humanos, somos los Claudios y la Luna es la Mengana que nos vigila, que nos acompaña, pequeña e insignificante determina el flujo de los mares, el día y la noche de maneras imperceptibles
Como dije... la Luna está amarilla creciendo... la Mengana en algún lugar del mundo está llegando a ser total, nueva y maravillosa...

jueves, 5 de septiembre de 2013

20 de Julio (en un bondi nocturno yendo a lo de Carlitos): A veces no me acuerdo cómo es una Mengana, en ese momento siento mucho miedo y cierro los ojos y aprieto mi cara, cierro los puños y frunzo mi cabeza... entonces recuerdo que una Mengana es como la orilla de un mar, espumosa, que va y que viene, no dura mucho y deja marca...
A veces tengo miedo de encontrarme con una Mengana, porque siento que no sabría que hacer con ella, y siento que la volvería a perder... creo que los corazones están hechos para una sola Mengana,atesorar a otra podría lastimar severamente mi corazón...
Que tonterías que pienso, por suerte ya me bajo...

visitas al Diario